Por muchos años las agencias de Publicidad han convencido a sus clientes sobre la importancia de invertir en pautas publicitarias a través de diversos medios. Sin embargo cada día más, es obvio, la falta de efectividad y el gran desperdicio de recursos tanto materiales como intelectuales en el desarrollo de estas pautas.

Las empresas necesitan darse a conocer para que puedan obtener nuevos clientes, comercializar nuevos productos, y abrir nuevos mercados. Al mismo tiempo, el dinero que pueden invertir está limitado al capital inicial o a los recursos que se generen mensualmente.

Invertir en Publicidad

Planear una campaña, diseñar materiales audiovisuales, hacer un plan de medios y finalmente ejecutar. Millones de impresiones, miles de menciones y muchos recortes de pantalla. Al final del día el mensaje sigue sonando distante, todavía es un mensaje publicitario. Es difícil generar una conexión con las personas a partir de un mensaje insertado en el formato de un anuncio.

Alcance y Frecuencia

Siempre me enseñaron que un “buen mensaje” debe repetirse millones de veces y debe mostrarse millones de veces. Realmente si el mensaje es bueno o malo, pasa a un segundo término, finalmente el mensaje que todos recordarán será de quien tenga el mayor presupuesto para invertir en medios masivos. Lo cuál descalifica a una gran parte de las empresas.

Empatía y Lealtad a la marca

La realidad es que, aunque recuerdes el mensaje o la canción de un anuncio publicitario, probablemente no recuerdes la marca que pagó por el anuncio. Pero sí recuerdas la marca, no necesariamente la estarás recordando con una sonrisa. El precio de saturar los medios masivos con mensajes publicitarios para alcanzar la mayor frecuencia y alcance, es que las personas se harten, al grado de que la campaña se vuelva un cancer para la propia marca.

En términos generales, los acercamientos tradicionales para mejorar las ventas y la presencia de marca de las empresas hoy en día ha sufrido una transformación, principalmente provocada por los avances tecnológicos, el crecimiento de la industria de los servicios, y el desarrollo de servicios y venta de productos en línea.

¿Qué es el marketing de Contenido?

Se refiere al contenido editorial que sirve de apoyo para dar a conocer, explicar, describir o promocionar un producto, servicio, profesional o marca. Muchas empresas e industrias se han valido del marketing de contenido para acercarse a sus consumidores con la intención de: dar a conocer nuevas funciones en los mismos productos, dar a conocer nuevos productos o servicios, dar a conocer promociones o eventos de lealtad entre muchas cosas más.

Tradicionalmente se entiende este tipo de contenido, como textos, audios o videos en los que, a modo de cortometraje o largometraje, las marcas presentan elementos novedosos y los cuales exigen un despliegue mediático que favorezca la difusión expansiva a través de medios de comunicación.

Otros tipos de mercadotecnia

Hablar de marketing, es hablar de técnicas de mercadeo, de estrategias de venta y de estrategias de comunicación. Al mismo tiempo, las diversas dimensiones que existen en los temas anteriormente mencionados nos lleva a explorar cualquier tipo de mensaje y de canal. Lo primero es desarrollar una estrategia. Un plan que permita contemplar todos los elementos necesarios para alcanzar los objetivos planteados, a través de una clara definición de los tiempos y proyectos, para finalmente darle vida a todos los proyectos complementarios que van desde la creación de piezas audiovisuales, hasta experiencias de entretenimiento.

Nuestros clientes no son sólo aquellos que compran nuestros productos, sino todos los empleados involucrados en el proceso de creación del producto y desarrollo del negocio. Además las personas que incentivan a nuestros clientes a que consuman nuestros productos o servicios, son también piezas clave en el valor que perciben nuestros clientes sobre nuestra marca y finalmente debemos de tener en cuenta que en general, deben quedar claros los elementos que resalten el valor de la marca.

Resultados de búsqueda y presencia online

Al final todas las campañas publicitarias se esfuman en la temporalidad, terminan por sonar repetitivas y aburridas. Cada campaña exige una plena renovación y el contenido se limita a sonar interesante aunque solo sea una ilusión.

Definitivamente, las personas que desean obtener más por su dinero, que gustan de buscar por las mejores opciones, que piden consejo antes de tomar una decisión de compra; son personas que están más abiertas a buscar y a conocer más sobre los productos y servicios que se ofrecen en determinada industria.

Crear una campaña publicitaria responde a una necesidad particular, que generalmente es el lanzamiento o la promoción de un producto o servicio específico. En el momento en el que las premisas de dicho mensaje se vuelven obsoletas el mensaje no puede ser ya difundido, pues se percibe como anticuado.

El desarrollo de piezas audiovisuales atemporales, que permiten describir de manera más uniforme todo lo que representa una empresa, en un primer momento genera confianza y le da un rostro a una marca en particular. Sin que esto sea suficiente para que los clientes se vuelvan fieles a la marca, sin duda es una brecha que se supera, siempre y cuando dicho cliente, pueda encontrar la información que está buscando, o que encuentre los medios necesarios para ponerse en contacto directamente; en ambos casos, es un excelente síntoma que una persona se ponga en contacto con nosotros, o que busque más información sobre nuestra marca.

Control y Medición

Finalmente, el mensaje principal lo controla la marca. A diferencia de una empresa que sólo desarrolla mensajes de comunicación por medio de la publicidad, las marcas que generan contenido editorial, y que responden a las preguntas: Qué, Quién, Cómo, y Porqué, así como contenidos adicionales que expliquen como se usan los productos o servicios o que sugieren diferentes usos y/o productos complementarios, generalmente son percibidos como un valor agregado para los clientes que tienen acceso a este contenido.

Las estrategias que se pueden llevar a cabo a través del contenido son muy variadas y depende de cada marca y de cada mercado específico. La realidad es que está flexibilidad permite lograr lo que toda empresa desea para su marca: Un mejor posicionamiento en la mente de sus clientes, Una mejor percepción general de la marca y de la empresa, Una imagen corporativa clara y finalmente un canal virtual con el cual puede comunicarse directamente con sus clientes con el fin de proveer más información sobre los productos y servicios, pero también como canal de venta directa a través de internet.

Si dejarás fuera de tu estado de resultados la inversión en publicidad, ¿Cómo se verían los números de tu empresa? Pero si además inviertes en producir contenido complementario sobre tu industria y se combina con una estrategia de ventas y marketing directo por la mitad de tu inversión publicitaria. ¿Cuál crees que sea el resultado?

Para más información sobre estrategias de venta y marketing de contenido. Puedes ponerte en contacto con nosotros a: contacto@dfproducciones.org

DF Producciones – Editorial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s